Nutrientes que no pueden faltar en la comida del perro

Proteínas, pero también carbohidratos y minerales, tienen que formar parte de la alimentación del can.

Los perros necesitan una alimentación adaptada a su tamaño, edad y actividad física. Pero hay siete nutrientes que no pueden faltar en la comida del cuenco canino: aminoácidos, proteínas, ácidos grasos, carbohidratos, vitaminas, minerales y agua. En este artículo se recogen los nutrientes debe incluir la alimentación del perro, además de explicar por qué la carne de calidad es importante para el can y por qué también necesita algunos vegetales y frutas que el perro puede comer para estar sano y feliz.

Proteínas y aminoácidos esenciales para el perro

Primera regla peluda para alimentar a un can: las proteínas nunca pueden faltar en su plato. “Los perros no pueden sobrevivir sin proteínas”, explica el veterinario Donald Beitz, coordinador del manual de alimentación canina ‘Los requerimientos nutricionales del perro’ (Your Dogs Nutritional Needs).

Las proteínas de calidad esenciales para la comida del can incluyen diez tipos de aminoácidos distintos (los “ladrillos” que conforman las proteínas), que los perros no son capaces de sintetizar por sí mismos y que, por tanto, necesitan ingerir a través de la comida. Estos “ladrillos” tan importantes se conocen con el nombre de aminoácidos esenciales, que son los responsables, entre otras funciones, de liberar el carbono que posibilita que también lo haga la glucosa que alimenta el cuerpo canino.

“Las proteínas de calidad son aquellas que contienen un buen equilibrio de estos diez aminoácidos esenciales”, dice Beitz. ¿Y cuáles son estas proteínas de calidad? La clave es escoger alimentos para el perro cuya fuente de proteínas no sea demasiado compleja. En otras palabras: las proteínas tienen que poder romperse con facilidad durante la digestión y liberar de forma sencilla los aminoácidos que contienen. “Esto explica por qué las proteínas complejas, como las incluidas en los pelos o las plumas, no tienen interés nutricional para el perro”, añade la nutricionista canina Bárbara Kremers, autora de ‘La Mejor Guía de Comida para Perros’ (The Best Food Guide).

Las mejores fuentes de proteína buena para canes son de origen animal: carne, pescado, huevos y productos lácteos (aunque hay que tener cuidado, ya que algunos perros son intolerantes a la leche). Pero también existen vegetales con gran cantidad de proteínas: entre ellos, los guisantes, la soja, la levadura de cerveza y el maíz.

Imagen: Hannamariah

¿Qué ácidos grasos necesita el perro?

La grasa contenida en los buenos alimentos para perros es importante: supone su principal fuente de energía. Y viene en forma de grasa de origen animal, pero también concentrada dentro de ciertas semillas ricas en energía. “La grasa alimentaria para perros les aporta los ácidos grasos esenciales que necesitan pero que su cuerpo no puede sintetizar”, reconoce el veterinario John Bauer, de la Universidad de Texas (EE.UU.).

¿Por qué son importantes estos ácidos grasos? Estas moléculas son las responsables de transportar las vitaminas llamadas liposolubles (que solo se disuelven en grasa). Y estos ácidos grasos, además, son fundamentales para que la piel del perro se mantenga fuerte y sana. Algunos de estos ácidos grasos son el omega 3 y el omega 6. ¡Además, a los canes les encanta!

Imagen: belchonock

Los perros precisan carbohidratos y fibra

“Los perros son muchas veces descritos como carnívoros y, aunque es cierto que necesitan mucha carne en su dieta, no podemos decir que el can sea un carnívoro obligado”, explica Barbara Kremers. Esto implica por qué hay otros ingredientes, además de los de origen cárnico, que necesitan formar parte de la comida del perro: los carbohidratos.

Aunque el can es capaz de transformar algunas de las proteínas que ingiere en carbono, su cuerpo funciona mejor cuando los carbohidratos están disponibles de forma directa en su cuenco de comida. ¿Qué son los carbohidratos, entonces? Los carbohidratos son cadenas de carbono, hidrógeno y oxígeno también conocidas como azúcares, almidones e incluso como celulosas.

¿Por qué son importantes? El cuerpo del perro es capaz de destruir estas moléculas de carbohidratos casi de inmediato y, así, obtener los azúcares buenos y almidones que su cuerpo necesita para obtener energía. Las fuentes de energía más frecuentes en la comida canina son los cereales y las legumbres, así como otros vegetales.

La fibra, contenida en muchas frutas que el perro sí puede comer, como la manzana o las peras, le ayuda a ir al váter canino con normalidad, además de a controlar su apetito. Pero, como en todo, no hay que abusar, y conviene consultar con el veterinario o nutricionista canino.

Imagen: bzanchi

¿Qué minerales y vitaminas exige la alimentación de los perros?

Para los perros hay 12 minerales esenciales. Destacan el magnesio, el potasio y el sodio, que ayudan al can a transmitir los impulsos nerviosos por el cuerpo y también a que sus músculos trabajen de forma apropiada.

Y su presencia en la dieta perruna es muy importante. La falta de calcio, por ejemplo, conlleva la debilidad de los huesos y fracturas. Del mismo modo, el exceso de calcio en la comida canina no es bueno, ya que puede crear deformidades en los huesos. El consejo: consultar siempre con el veterinario o nutricionista canino.

Del mismo modo, los perros precisan vitaminas en su comida: algunas vitaminas solubles en agua, como la vitamina B y vitamina C, y también algunas vitaminas solubles en grasa, como la vitamina A o D. Pero de nuevo, un exceso de vitaminas puede resultar peligroso, por lo que consultar con un experto es fundamental.

¿Cuánta agua requieren los perros?

El agua es un ingrediente vital en la dieta canina. Es importante para regular la temperatura de su cuerpo, permitirle ir al váter canino con normalidad y facilitar muchos procesos metabólicos esenciales para que el animal esté sano.

Pero el perro no solo toma líquido de su cuenco de agua. También bebe a través de la comida, si se le ofrece alimento húmedo. ¡Y hasta se le pueden preparar helados caninos, ricos en este líquido para el verano!

Lo importante es que el perro siempre tenga acceso a agua fresca y limpia, también cuando se viaja con él. “El agua es un ingrediente muy importante en la dieta del perro, por lo que si vamos a viajar con él tenemos que asegurarnos de que pueda beber al menos cada hora”, advierte Beitz.

Autor: Eva San Martín                                                  Web: www.consumer.es