Investigado en Huelva por cortar las orejas a su perro de raza peligrosa sin control veterinario

El dispositivo se desarrolló el pasado 13 de julio cuando el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) tuvo conocimiento a través de una llamada anónima que una persona podría estar cazando con varios perros en un paraje natural del término municipal de Palos de la Frontera.

Investigado en Huelva por cortar las orejas a su perro de raza peligrosa sin control veterinario

La Guardia civil de Huelva investiga a un varón por su presunta implicación en un delito de maltrato animal y por otro de intrusismo profesional tras localizar a un perro de raza potencialmente peligrosa, de su propiedad, al que le había cortado las orejas sin ningún tipo de control ni autorización veterinaria.

El dispositivo se desarrolló el pasado 13 de julio cuando el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) tuvo conocimiento a través de una llamada anónima que una persona podría estar cazando con varios perros en un paraje natural del término municipal de Palos de la Frontera.

Al llegar al paraje, los agentes vieron a un varón que abandonaba el lugar, cuyo vehículo y descripción física coincidía con los datos aportados por el testigo, llegando a comprobar cómo se desplazaba a otra finca de otro paraje situado en el término municipal de Moguer. Una vez en el interior, pudieron observar cómo esta persona guardaba el vehículo y los animales en una nave, procediéndose a su identificación.

Entre los perros de su propiedad, existía uno en concreto de raza potencialmente peligrosa, al cual el varón reconoce haberle realizado el corte y suturación de las orejas, careciendo de la preceptiva autorización para ello y no aportando certificado veterinario que justificase la operación ni las curas posteriores, que las estaba realizando el mismo. Además el animal no tenía microchip ni cartilla veterinaria.

Por todo ello esta persona está siendo investigada por los dos citados delito al estar realizando funciones veterinarias sin el correspondiente titulo y no contar con la autorización para realizar las curas posteriores a una intervención quirúrgica a un animal, que ha quedado en custodia del dueño hasta que la autoridad judicial determine su destino.

Desde la Guardia Civil recuerdan la campaña llevada a cabo contra el maltrato y abandono de animales domésticos ‘Yo si puedo contarlo’, cuyo objetivo en concienciar a los ciudadanos para que promuevan medidas necesarias en la protección, ordenación y bienestar para los animales de compañía y denuncien las conductas contrarias al bienestar de los animales domésticos de las que tengan conocimiento.

Fuente: Ep                         Corte de orejas en Dobermanwww.ecoticias.com