Biología de las chinchillas

Chinchilla

En la naturaleza las chinchillas viven en grupos de hasta cientos de individuos, son tranquilas, tímidas y ágiles, viven en zonas rocosas cobijándose en pequeñas cuevas u oquedades del terreno y tienen largas patas adaptadas para dar grandes saltos de una roca a otra. Durante esos saltos la cola ejerce una importante función estabilizadora y se mueve de una forma característica. Una jaula que cubra las necesidades de una chinchilla ha de tener en cuenta esto, ha de tener cierta altura y un amplio espacio.

Las chinchillas pueden acostumbrarse al ser humano si son manipuladas con frecuencia a una edad temprana, raramente muerden, pero sí dan potentes saltos cuando se ven amenazadas. Las chinchillas no emiten ningún tipo de olor salvo el derivado de la orina.

El pelo es esbelto, suave y frondoso, de hecho de cada folículo piloso pueden emerger hasta 60 pelos. En la naturaleza el color del pelaje es gris azulado con zonas blanquecino-amarillentas pero en cautividad hay muchas variedades: blanco, plata, beige y negro. Para el buen estado del pelaje son esenciales los baños de arena, de los que hablaremos más adelante. Si una chinchilla pierde el pelo en una zona éste tardará en comenzar a crecer entre 6 y 8 semanas y varios meses en igualarse al resto del pelaje.

Las chinchillas tienen cuatro dedos en cada una de sus extremidades anteriores. No tienen pelo en la parte palmar y plantar, es decir “ni en la palma de la mano ni en la planta de los pies”. La bulla timpánica de las chinchillas está muy desarrollada y se ve muy bien en las radiografías, de hecho las chinchillas han sido frecuentemente utilizadas como animales de laboratorio para el estudio del oído. El iris del ojo es muy oscuro y la pupila es vertical, ambas estructuras muestran adaptaciones a la zona en la que viven en libertad donde el sol podría hacerles daño en los ojos.
Los dientes de las chinchillas son similares en número a los de las cobayas y, como en éstas, todas las piezas crecen continuamente durante toda la vida. ¡Los incisivos crecen a razón de 5 a 7.5cm al año! De ahí que sea tan importante una dieta adecuada para que se desgasten de forma correcta.
Las chinchillas tienen un tubo digestivo largo, puede llegar a los 3.5 metros y ocupa gran parte del abdomen ya que para que la chinchilla pueda digerir la materia vegetal de la que se alimenta es necesario un gran sistema digestivo. El ciego es grande y curvado y el colon tiene saculaciones, unas estructuras que dan a las heces de las chinchillas su forma característica de “grano de arroz”.
Las chinchillas excretan dos tipos de heces, unas ricas en productos nitrogenados que son ingeridas directamente del ano (a eso se le llama coprofagía) y otras pobres en productos nitrogenados que son las heces que vemos normalmente.

El 70% de la ingesta diaria de alimentos es durante la noche y por lo tanto la mayor parte de las heces las encontraremos de noche. El tiempo total que tarda el alimento en recorrer todo el tubo digestivo es de entre 12 y 15 horas.

 

Datos de interés:

Peso Machos: 400-500g Hembras: 400-600g
Vida media 10 años en buenas condiciones
Madurez Sexual 8 meses
Época de reproducción Noviembre a Mayo
Duración del celo 30-50 días
Gestación 105-118 días
Tamaño de la camada 1-6 (normalmente 2)
Peso al nacimiento 30-50g

Bibliografía

Ferrets Rabbits and Rodents. K.E. Quesenberry & J.W. Carpenter. Elsevier 2004.

Autor: Clínica Veterinaria Madrid Exóticos               Web: www.cvmadridexoticos.com